O captain! My captain! – Dead poets society #PorSiempreyParaSiempre

Ustedes saben o algo sospechaban que me gusta mucho organizar mis posts en tags o secciones. ¡Y así es! Esta es una nueva; no actualizo las demás pero vivo creando cositas. Lo que no saben probablemente es que me pareció absolutamente necesario. ¿O no conocen películas que jamás nunca de los jamases pasarán de moda? Bueno, para mí son muchas, y las más viejitas.

El otro día me puse a pensar en esta que se apoderó del título: "Dead poets society". No sé, me desperté extrañando a Robin Williams y se me ocurrió buscar el poema, la razón por la que le decían 'O captain, my captain!', una frase tan reconocida como también lo fue 'carpe diem'.

Muy bien, dicho poema es del señor Walt Whitman (West Hills, condado de Suffolk, Nueva York, 31 de mayo de 1819 – Camden, Nueva Jersey, 26 de marzo de 1892), un poeta, enfermero voluntario, ensayista, periodista y humanista estadounidense. 
Escribió O Captain! My Captain! (¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán!) en 1865 en homenaje a Abraham Lincoln después de su asesinato.

Breve información sobre Abraham Lincoln
En las elecciones del 6 de noviembre de 1860 el candidato presidencial del Partido Republicano fue Abraham Lincoln, un ex representante (ex diputado) del Congreso de los Estados Unidos que había sido militante del Partido Whig y que era un gran orador y un antiesclavista moderado.
Al final Lincoln ganó, aunque su victoria fue recibida con entusiasmo en el Norte e indignación en el Sur.
La mayoría de los Estados esclavistas del Sur se separaron de Estados Unidos antes de que Lincoln tomara posesión de la Presidencia (asumió el poder el 4 de marzo de 1861); pero la Independencia de estos Estados (autodenominados Estados Confederados de América) no fue reconocida por Lincoln y su Gobierno, por inconstitucional y delictiva. Así estalló la Guerra Civil o Guerra de Secesión.
Durante la Guerra, la parte sureña del Partido Demócrata, que había impulsado la rebelión separatista, quedó prácticamente fuera de la ley; mientras que la parte norteña (y de los estados sureños que no se habían unido a la rebelión) continuaba siendo legal pero perdía influencia que ganaba el Partido Republicano. Los republicanos lograron hacer realidad todo su programa: decretaron la libertad de los esclavos negros y la abolición perpetua de la institución esclavista, implantaron su política proteccionista y aumentaron el gasto del Estado en "mejoras federales". Además subieron los impuestos federales (creando por primera vez uno parecido a lo que sería más tarde el impuesto sobre la renta).
Lincoln triunfó en la guerra y salvó al país de la división; pero fue asesinado el 15 de abril de 1865, poco después de haber iniciado su segundo período de gobierno (había sido reelecto en 1864 con una amplia ventaja sobre su único rival, el candidato del Partido Demócrata del Norte).
Fuente: Wikipedia.org 
¡Y ahora vayamos al poema! 
El poema original
O Captain my Captain! our fearful trip is done;
The ship has weather’d every rack, the prize we sought is won;
The port is near, the bells I hear, the people all exulting,
While follow eyes the steady keel, the vessel grim and daring:
But O heart! heart! heart!
O the bleeding drops of red,
Where on the deck my Captain lies,
Fallen cold and dead.
O Captain! my Captain! rise up and hear the bells;
Rise up—for you the flag is flung—for you the bugle trills;
For you bouquets and ribbon’d wreaths—for you the shores a-crowding;
For you they call, the swaying mass, their eager faces turning;
Here Captain! dear father!
This arm beneath your head;
It is some dream that on the deck,
You’ve fallen cold and dead.
My Captain does not answer, his lips are pale and still;
My father does not feel my arm, he has no pulse nor will;
The ship is anchor’d safe and sound, its voyage closed and done;
From fearful trip, the victor ship, comes in with object won;

Exult, O shores, and ring, O bells!
But I, with mournful tread,
Walk the deck my Captain lies,
Fallen cold and dead.
Traducción al español
¡Oh, Capitán, mi Capitán! Nuestro azaroso viaje ha terminado;
El barco capeó los temporales, el premio que buscamos se ha ganado;
Cerca está el puerto, ya oigo las campanas, todo el mundo se muestra alborozado,
la firme quilla siguen con sus ojos, el adusto velero tan audaz.
Pero, ¡Oh, corazón! ¡Corazón! ¡Corazón!
Oh, se derraman gotas rojas
en la cubierta donde yace mi Capitán
caído, frío y muerto.
¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán! Levántate y escucha las campanas;
levántate —por ti la enseña ondea— por ti suena el clarín;
por ti son las guirnaldas y festones —por ti se apiñan gentes en la orilla;
por ti claman, la inquieta masa a ti se vuelve ansiosa.
¡Escucha, Capitán! ¡Querido padre!
Te pongo el brazo bajo la cabeza;
Un sueño debe ser que en la cubierta
hayas caído frío y muerto.
Mi Capitán no contesta, están sus labios pálidos e inertes;
Mi padre no es consciente de mi brazo, no tiene pulso ya ni voluntad.
El barco sano y salvo ha echado el ancla, el periplo por fin ha concluido;
del azaroso viaje, el barco victorioso regresa logrado el objetivo.

¡Exultad, oh, costas!, y ¡sonad, oh, campanas!
Mas yo, con paso fúnebre recorro
la cubierta donde yace mi Capitán
caído, frío y muerto.
 Yo adoro esta película, y amé este poema. Más allá de que esté dedicado al ex presidente de Estados Unidos y que nos enseñe obligatoriamente historia, me pareció espectacular.
¿Qué opinan ustedes? ¿Vieron la película? ¿Alguna vez habían leído el poema completo? ¡Cuéntenme en los comentarios! 
PD.: Gracias a todos por leer a pesar de mis idas y venidas. ¡Carpe diem!