Biografía de J. R. R. Tolkien

¡Buenas Beigers! No sé si llamarlos así, pero me gustó la idea...
En fin, hoy quiero compartir con ustedes una biografía muy interesante de mi amado Tolkien, que leí en la página de ElAnilloUnico.com. Quizá ya la hayan leído, pero la enseñaré de todas formas porque me quedé fascinada y hasta se me erizó la piel.


John Ronald Reuel Tolkien, conocido popularmente como JRR Tolkien, nació el 3 de Enero de 1892 en la ciudad de Bloemfontein, en el estado libre de Orange, en la República Sudafricana. Sus padres eran Arthur Reuel Tolkien y Mabel Suffield. Por una tradición familiar, el pequeño recibió el mismo nombre que el de su abuelo paterno, John. Su segundo nombre, Ronald, fue idea de su madre, quien estaba convencida de que iba a ser una niña a la que quería llamar Rosalind. Finalmente, el nombre elegido como sustituto fue el de Ronald. Por último, también recibió el segundo nombre de su padre, Reuel, palabra derivada del antiguo hebreo cuyo significado es “próximo a Dios”. Un dato curioso de la infancia del pequeño John, recogido por Humphrey Carpenter en “J.R.R. Tolkien: Una Biografía” (publicada en España por Ediciones Minotauro), es que le picó una tarántula en el jardín de su casa en Bloemfontein. Cuando el pequeño John contaba apenas 3 años, en 1895, su madre, Mabel, agotada por el riguroso clima sudafricano, decidió regresar a Inglaterra con sus hijos, John (cuya salud también se vio afectada por el clima) y Hilary, que había nacido el 17 de Febrero de 1894.

Arthur, padre de John, se quedó en Sudáfrica al cargo de la venta de diamantes y otras piedras preciosas al Banco de Inglaterra. Sin embargo, Arthur falleció el 15 de Febrero de 1896 a causa de una fiebre reumática. Después de tan trágica pérdida y sin ingresos, Mabel se fue a vivir con sus hijos junto a su familia en Birmingham, mudándose ese mismo año a la vecina localidad de Sarehole. La gran belleza de la campiña inglesa cautivó a John desde el primer momento, causándole una gran impresión, como queda patente en sus escritos. La madre de John, Mabel, se hizo cargo de su educación, enseñándole las bases del latín cuando apenas contaba 4 años, edad a la que el pequeño John ya sabía leer, y poco después, escribir de forma fluida. A tan tierna edad, ya se despertó en John su curiosidad y amor hacia los idiomas, pues uno de sus entretenimientos favoritos era el de inventar algunos idiomas propios.

Cuando apenas contaba 12 años, John fue golpeado nuevamente por la tragedia, pues su madre Mabel falleció en 1904 a causa de unas complicaciones de la diabetes que padecía. John y su hermano pequeño, Hilary, quedaron entonces al cuidado del padre Francis Xavier Morgan, sacerdote católico (de origen jerezano) del Oratorio de Birmingham. John contaba 16 años cuando, estando aún en el orfanato, conoció a la que se convertiría en el amor de su vida: Edith Mary Bratt. Sin embargo, John no pudo acercarse a ella hasta cumplir los 21 años a causa del padre Francis, quien le prohibió que mantuviera ningún contacto con la joven hasta esa edad. Con el paso de los años, John continuaba demostrando sus aptitudes lingüísticas, desarrollando lenguajes más elaborados mientras asistía a la King Edward’s School.

Con 19 años, John viajó a Suiza con otros doce compañeros en el verano de 1911, y según recordaría años más tarde en una carta, aseguró que su experiencia en los Alpes le había servido de inspiración a la hora de relatar la travesía de Bilbo a través de las Montañas Nubladas en El Hobbit. Cuando hubo cumplido los 21 años, John se puso en contacto con Edith, a la que le declaró su amor. Ambos se comprometieron en Enero de 1913, y se casaron en Warwick el 22 de Marzo de 1916.

Sin embargo, la apacible vida de John, al igual que la de todos los europeos, se vio bruscamente interrumpida con el estallido en 1914 de la Primera Guerra Mundial. En 1915, John se graduó en Oxford con una mención de honor en Literatura y Lengua Inglesas, y poco después de su graduación, se alistó como teniente segundo en los Fusileros de Lancashire, regimiento con el que combatió en la cruenta Batalla del Somme (1 de Julio – 18 de Noviembre de 1916), en la que John vio morir a muchos de sus amigos. Con más de 95.000 muertos y 325.000 heridos, es la batalla más sangrienta del Ejército Británico, y sólo en el primer día murieron cerca de 20.000 soldados y otros 47.000 fueron heridos. El 27 de Octubre, John cayó enfermo, víctima de la llamada fiebre de las trincheras, y el 8 de Noviembre fue trasladado a Inglaterra.


Tolkien fue sin duda uno de los filólogos más importantes de su época. En 1920, tras haber trabajado en la redacción del Oxford English Dictionary, John entró como profesor no titular de Lengua Inglesa en la Universidad de Leeds. Más tarde alcanzó el cargo de profesor, momento en el que aprovechó para reformar completamente su magisterio. Sin embargo, pasó casi toda su vida académica en Oxford; fue catedrático de Anglosajón de 1925 a 1945, y de 1945 a 1959 lo fue de Lengua y Literatura Inglesas. John dedicaba su tiempo libre a su familia y a su obra literaria, en la que había comenzado a trabajar al regreso del frente, durante su convalecencia. Fue entonces cuando empezó a dar forma a todo el conjunto de historias y leyendas de los Días Antiguos de la Tierra Media, un conjunto al que llamó El Libro de los Cuentos Perdidos. Inventó así una mitología propia, en compensación por la que no poseía Inglaterra, pues John siempre se había lamentado de que su país no poseyera una mitología tan rica como la de los países mediterráneos, especialmente la griega. Se interesó especialmente por las mitologías nórdicas, y realizó importantes traducciones y estudios de obras medievales, como el poema épico anglosajón Beowulf, o el conjunto de historias épicas nórdicas que conforman La Leyenda de Sigurd y Gudrún.

John y Edith tuvieron cuatro hijos, el sacerdote John Francis Reuel (17 de Noviembre de 1917 – 22 de Enero de 2003), Michael Hilary Reuel (Octubre de 1920 – 1984), Christopher Tolkien (21 de Noviembre de 1924) y Priscila Anne Reuel (1929). Fue precisamente para sus hijos por lo que Tolkien escribió un cuento infantil titulado El Hobbit, cuyas primeras líneas fueron redactadas por Tolkien mientras corregía unos exámenes. John dudaba que sus historias le pudieran interesar al público, aunque finalmente fue persuadido por su gran amigo C.S. Lewis para que publicara El Hobbit. El cuento fue publicado en 1937 por la editorial George Allen & Unwin, y su gran éxito cogió por sorpresa a Tolkien. Casi de inmediato, su editor le pidió que escribiera una secuela, pues el público demandaba más historias sobre los hobbits. Y fue así como Tolkien comenzó a escribir la que sería su obra maestra y cumbre de la literatura fantástica del siglo XX: El Señor de los Anillos. Tardó 12 años en escribir tan magna obra, y debido a su volumen, fue publicada en tres entregas. La Comunidad del Anillo, Las Dos Torres, ambas publicadas en 1954, y El Retorno del Rey, que vio la luz un año después, en 1955. Si el éxito de El Hobbit sorprendió a Tolkien, el monumental éxito y la repercusión mundial causadas por El Señor de los Anillos lo asombró y maravilló.


Mientras trabajaba en la redacción de El Señor de los Anillos, Tolkien publicó varias obras: el cuento corto Hoja, de Niggle, publicado en 1939 en el periódico Dublin Review, y la novela Egidio, el Granjero de Ham, publicada por la editorial George Allen & Unwin en 1949. En 1962, y a petición de una tía suya, Tolkien publicó Las Aventuras de Tom Bombadil y Otros Poemas del Libro Rojo, una recopilación de 16 poemas, siendo sólo dos de ellos sobre el alegre Tom Bombadil. El resto son cuentos de hadas o relatos de bestiario en verso. Antes de su muerte, Tolkien publicó dos obras más: Árbol y Hoja, y el Poema Mitopeia, un recopilatorio de varios cuentos publicado en 1964, y El Herrero de Wootton Mayor, cuento publicado en 1967.

John se jubiló en 1959, dejando su cátedra en Oxford, y en 1968, él y Edith se mudaron a la localidad de Bournemouth. Tras la muerte de Edith el 29 de Noviembre de 1971, John hizo escribir sobre su lápida el nombre de Lúthien. Finalmente, John murió el 2 de Septiembre de 1973. Un año y medio antes de morir, Tolkien fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II el 28 de Marzo de 1972, año en el que también la Universidad de Oxford le nombró Doctor Honoris Causa en Letras. Hoy, la tumba de John y Edith en el cementerio de Wolvercote de Oxford (lápida en la que aparecen grabados los nombres de Beren y Lúthien) es lugar de peregrinación obligada para los millones de admiradores de su obra.

_______________________________________

Por otra parte, buscando algún documental sobre Tolkien, encontré el siguiente video, realizado por la Sociedad Tolkien Española. 




______________________________________
¡Hasta luego!
Saludos.